CEPSA toma la distribución de los neumáticos Hankook de Corea, ese mismo año funda su almacén y distribuye una línea de motos,  entra en la distribución de vehículos “Chevrolet” siendo el primer concesionario de la nueva General Motors en Ecuador.