CEPSA se concentra en una línea de lubricantes y es CASTROL. En 1970 ingresa a la línea de neumáticos y lo hace con “Bridgestone”. CEPSA compra acciones de Aymesa y se convierte en comercializador de repuestos y autos en Quito, Guayaquil y Cuenca.